martes, 20 de enero de 2015

Jardín de la Casa Ignacio de Puig. Un oasis oculto junto a la Rambla de Barcelona

Si tienes intención de ir a pasear por la Rambla, te invito a que descubras el Jardín de la Casa Ignacio de Puig, un pequeño oasis en pleno centro de Barcelona, al que puedes acceder desde el número 10 de la calle Boqueria o bien a través del ascensor que está situado en la calle Aroles, una estrecha calle paralela a la Rambla que va desde la misma calle Boqueria hasta la calle Ferran.

Seguro que te sorprenderá debido a la tranquilidad que se respira en él, pues se trata de un pequeño y desconocido jardín de estilo romántico, que data del 1861, muy poco frecuentado, debido en gran parte a que para acceder al mismo debes atravesar la recepción del Hotel Petit Palace Opera Garden, y lógicamente, esto de alguna manera, supone una cierta barrera a la hora de querer visitarlo.

No obstante, el Instituto Municipal de Parques y Jardines de Barcelona tiene colgada una placa en la fachada del Hotel, con entrada en la calle de la Boqueria nº 10, en la que informa de que los jardines románticos de la Casa de Ignacio de Puig están abiertos al público de 10.00 a 18.00 horas.

Volviendo al jardín, decirte que en el año 1999 fue catalogado como patrimonio arquitectónico y espacio verde singular para garantizar la conservación de este edén que tiene como te decía sus raíces en 1861, cuando fue creado como parte de un pequeño palacio del siglo XIX.


El espacio se distribuye en dos niveles gracias a una balaustrada y la vegetación comparte el protagonismo con dos fuentes en forma de gruta, de las que no suele caer agua, pero que dotan de gran encanto el espacio, y pequeños bancos donde podrás sentarte y por unos minutos, si lo deseas, relajarte y desconectar del mundanal ruido de la ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario