sábado, 24 de febrero de 2018

Calçotadas Urbanas

En plena temporada de calçots te propongo dos opciones para disfrutar comiendo estas típicas cebollas de la gastronomía catalana sin salir de nuestra ciudad. La primera de ellas la encontramos en el Mercat de la Terra en el Parque de las Tres Chimeneas, en el barrio de Pueblo Seco, que durante los meses de febrero y marzo te ofrece probar los calçots de Gallecs acompañados con pan y butifarra ecológica todos los sábados de 10:00 a 16:00 horas.

Además, de probar los calçots en el Mercado de la Terra encontrarás mucha fruta como las naranjas, mandarinas o las granadas, pero también podrás adquirir productos de huerta como el hinojo, el brócoli, la remolacha o las alcachofas sin olvidar el aceite de oliva extra virgen de primera prensada. Tampoco faltan los cereales, quesos, embutidos, pan y repostería.

Y, otro de los grandes atractivos de este mercado que reúne cada semana una quincena de productores de proximidad seleccionados por Slow Food Barcelona son los talleres que organiza, las catas, la música, los juegos para niños y la presencia de Can Vermut que nos ofrece tapas hechas con productos del mercado y un vermut delicioso.

La segunda propuesta es la que encontramos todos los sábados, desde el pasado 10 de febrero hasta el próximo 28 de abril, en el Restaurante La Caseta del Migdia situado en el Mirador del Migdia, en la montaña de Montjuïc, que se convierte en un espacio perfecto para disfrutar de una buena calçotada a ritmo de la mejor rumba catalana con  la actuación de Arrels de Gràcia.

Un plan bien simple calçots, butifarra a la brasa, pan con tomate, brazo de gitano y una cerveza Moritz bine fría, que es quien patrocina estas calçotadas cuyo precio es de 25.-euros por persona y que te permite disfrutar de unas vistas de Barcelona desconectando del mundanal ruido de la ciudad sin salir de ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario